Cruzando la Noticia

BLOG de Eugenia López Muñoz

¿A dónde irá a parar el voto de las clases medias empobrecidas?

Eugenia LM

Todo apunta que a IU y a UPyD, ya que la especificidad española no augura un crecimiento de la extrema derecha a diferencia de lo que se percibe en otros países de la Unión Europea.

La ultraderecha apenas tiene aquí cuota electoral. Al menos hasta ahora. En cuanto a la derecha más conservadora, descontenta con las políticas de gobierno del Partido Popular, es posible que den su voto a Vox, el partido de nueva creación que encabeza el ex vicepresidente del Parlamento Europeo y ex dirigente histórico del PP Alejo Vidal-Quadras.

Cabe también la posibilidad de que la campaña electoral de baja intensidad que promueve el Partido Popular evite, en alguna medida, que esos votantes contrariados acudan a las urnas. Y lo mismo cuenta para  los votantes de centro que el PP se llevó a su terreno en las pasadas Generales de 2011.

Pudiera ser pero también es posible o incluso probable que la estrategia del PP para favorecer la abstención no logre su objetivo. Una cosa es planificar y otra el alcance real de la estrategia.

Por otra parte, hay que contar con que los votantes de centro en la democracia reciente han prestado su voto a PSOE y PP y, del mismo modo, se lo han retirado después como castigo a sus políticas.

Si bien es cierto que a menudo el desencanto político se ha traducido en abstención, no necesariamente va a ocurrir lo mismo ahora que la clase media española se está hundiendo en la pobreza. La Encuesta de Población Activa de abril arrojaba casi 4 millones de parados sin prestación, como consecuencia de la gestión de la crisis que han hecho PSOE y PP.

También está por ver si la extrema derecha española da su voto a Vox o prefiere dispersarlo entre fuerzas políticas como Falange y similares, que desde hace tiempo no alcanzan el número suficiente para conseguir un escaño en cualquiera de los comicios a los que se presentan.

Es claro que el caso español presenta variantes con relación a la tendencia al alza de la ultraderecha en Europa. Aquí hay una izquierda en ascenso, representada por IU. Sus actuales dirigentes han conseguido sacarla de la debacle electoral, donde la sumergió su anterior directiva con Gaspar Llamazares al frente. Cayo Lara ha hecho que IU remonte en voto y se prevé un ascenso inusitado para Izquierda Unida en siguientes convocatorias electorales.

Y para completar el panorama de a quién votará la clase media empobrecida está UPyD, el partido liderado por Rosa Díez que aglutina buena parte del el voto de centro-izquierda y centro-derecha, procedente de PSOE y PP, el voto de jóvenes y no tan jóvenes defraudados por el bipartidismo y fuertemente golpeados por el paro. Las perspectivas de crecimiento para UPyD apuntan alto.

Queda por ver si estas previsiones se cumplen. Cuesta deducir de las políticas y actitudes de PP y  PSOE que logren el voto de quienes lo han perdido casi todo y aún pueden perder más.

Comments are currently closed.